COMUNICACIÓN

Instituto Juruá completa 6 años de actuación en alianza con los pueblos de la selva en el Medio Juruá.

Por Andressa Scabin
Traducción: Fernanda Luisa Diel

 Hace seis años, un grupo de investigadores que desarrollaba sus actividades de investigación en el Medio Juruá decidió plasmar un sueño en papel. Este sueño fue alimentado por una relación cada vez más sólida de asociación y confianza con líderes locales. Estos líderes, que marcaron historia en el movimiento socioambiental en la región, buscaban socios para ayudar en la lucha por la conservación de la biodiversidad y la mejora de la calidad de vida de los pueblos de la selva.

Y así nació el Instituto Juruá, a partir del deseo tanto de sus fundadores como de líderes locales del Medio Juruá, de crear una organización que pudiera combinar el conocimiento académico, construido por las investigaciones científicas desarrolladas en la región, con el conocimiento tradicional, acumulado por generaciones de habitantes que han vivido y aún viven en una relación profundamente interdependiente con este territorio.

Los desafíos para la consolidación de este sueño fueron inmensos! Poco después de la fundación del Instituto Juruá, comenzamos a planificar las líneas de acción y formas de captar recursos para poner en práctica estas ideas, pero el mundo entero fue azotado por la pandemia de Covid-19. La pandemia «echó un jarro de agua fría» sobre muchos de nuestros planes, impidiendo que mantuviéramos nuestra presencia física en el territorio. Sin embargo, el acceso cada vez mayor a Internet en algunas comunidades nos permitió continuar con una comunicación virtual, lo que nos llevó a llevar a cabo algunas actividades y formaciones de manera remota.

Aprovechamos este período para fortalecer nuestra comunicación e invertir energía en la elaboración de proyectos y formaciones internas. En noviembre de 2021, con nuestro equipo y los habitantes del Medio Juruá vacunados, partimos en una gran expedición de retoma. Fue una expedición bastante simbólica, en la que realizamos diversas actividades, contando con gran parte de nuestro equipo en campo. Este fue un momento muy importante de renovación de energía y planes junto con nuestros compañeros y compañeras del Juruá.

Después de eso, nuestro equipo fue creciendo. Se aprobaron nuevos proyectos importantes y pusimos en práctica muchos de los entrenamientos que realizamos para fortalecer la organización. Un hito importante en la consolidación de la organización fue la creación de programas dentro de nuestras cuatro áreas de actuación: 1) Investigación Científica; 2) Educación y Entrenamiento; 3) Gobernanza Territorial y Sociobioeconomía; y 4) Áreas Protegidas y Justicia Social.

Nuestro programa de Investigación Científica ha capacitado a más de 30 personas entre trabajos de fin de curso, tesis de maestría y tesis de doctorado, lo que ha resultado en la publicación de 44 artículos revisados por pares, citados por otros 1260 trabajos. El Programa de Voluntariado, que actualmente se encuentra en su séptimo ciclo, ha recibido a más de 80 voluntarios de 16 estados brasileños y otros 2 países. El programa Científicos de la Selva ha involucrado a aproximadamente 40 residentes locales en actividades de investigación, ha ofrecido un curso de formación para unos 100 maestros comunitarios y un curso práctico de Biología de la Conservación para 20 estudiantes. Además, el programa de Fortalecimiento Comunitario ha apoyado a 12 organizaciones locales y ha realizado 8 cursos para más de 235 personas.

Las actividades de la línea de acción de Gobernanza Territorial y Sociobioeconomía han contribuido al ordenamiento pesquero, la protección comunitaria, el monitoreo também con el uso sostenible de alrededor de 190 lagos y 27 playas, a través del trabajo conjunto con comunidades forestales y organizaciones de base que lideran estos esfuerzos. La línea de acción de Áreas Protegidas y Justicia Social es la más nueva del Instituto, actualmente tiene como objetivo co-crear, junto con las comunidades locales y el gobierno, un modelo conceptual de área privada de conservación y uso sostenible de base comunitaria.

Expedición Mayo y Junio 2022 (ASMAMJ y NATGEO) por Fernanda Preto.

A pesar de que todos estos números ilustran el impacto positivo que nuestras acciones han tenido en los territorios, son los testimonios de quienes han estado en esta jornada durante años (incluso antes de que este sueño saliera del papel y se convirtiera en realidad) los que muestran el potencial de transformación en la vida de las personas que hacen que esta historia suceda.

A pesar de todas las dificultades, trabajar en el Juruá es poder hacer lo que me gusta y ha sido muy gratificante. He hecho muchos amigos a lo largo de este río, y siempre hemos tenido el apoyo total de los residentes de las comunidades cuando hemos tenido problemas con nuestro barco. Siempre he hecho todo lo posible para asegurarme de que cada uno regrese a salvo a sus familias.» – Almir Nascimento, Responsable Logístico del Instituto Juruá y Capitán del Hyleia durante 17 años.

He aprendido a vivir y valorar cada lugar como único, en cada nueva curva del Juruá, nuevas amistades y a veces algunos contratiempos, pero ser parte de la construcción de este sueño, de estas luchas y logros es gratificante. El Hyleia es mi segundo hogar, y es maravilloso compartir esta jornada con cada colaborador que ha pasado y ha dejado su contribución de gratitud con amor y empatía.» – Antônia Raimunda, cariñosamente conocida como Tonha, Auxiliar Logística, Auxiliar de Investigación y Gerente de la Tienda del IJ en Carauari.

Actualmente, nuestro equipo está compuesto por 24 personas. Pero, en realidad, esta familia es mucho más grande cuando incluimos a los diversos voluntarios, investigadores asociados, consultores, partidarios, así como a todos los compañeros del río Juruá y otras cuencas amazónicas para las cuales estamos extendiendo nuestras acciones. Y lo que nos anima mucho en esta jornada es que, cada vez más, nuestro equipo se está diversificando y “amazoniando”. Queremos aprovechar todo el privilegio que tenemos de tener una organización joven y llena de energía para dar más visibilidad a los esfuerzos y logros de los pueblos de la selva y para que, cada vez más, sean los protagonistas del futuro que queremos para la Amazonía.

Le gusta el contenido? Compártelo.

Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on whatsapp