PRÁCTICAS DE CONSERVACIÓN

Empoderamiento comunitario para la protección territorial

El Instituto Juruá trabaja con organizaciones locales para desarrollar una estrategia de zonificación para la pesca y la caza en lagos y bosques de tierras bajas, asegurando un mosaico en el que hay áreas destinadas solo a la protección y otras destinadas al uso de subsistencia y / o comercial.

Luego apoyamos a las comunidades en la protección de su territorio y la gestión de los recursos. Los lagos protegidos han mostrado aumentos drásticos en la abundancia de muchas especies de peces importantes, incluido el paiche (Arapaima gigas), una especie de alto valor comercial

Después de un monitoreo cuidadoso, una cuota anual sostenible de pesca del paiche puede proporcionar un apoyo financiero sustancial a las comunidades remotas con pocas fuentes alternativas de ingresos, proporcionando reconciliación entre los beneficios ecológicos y socioeconómicos.

El Instituto Juruá también trabaja en estrecha colaboración con socios locales en la protección y monitoreo de nidos de quelons (Podocnemis spp.), en las playas a lo largo del río Juruá. Estos programas también cuentan con una amplia capacitación de líderes locales para el monitoreo poblacional de especies, manejo sostenible y resolución de conflictos.

Como resultado de esta estrategia, las comunidades locales han experimentado un aumento en su seguridad y soberanía alimentaria, generación de ingresos, infraestructura y oportunidades de capacitación.

Empoderando a las mujeres a través de la pesca sostenible

La Amazonia tiene una historia marcada por la desigualdad de género. En este escenario, no siempre se alienta a las mujeres a participar en las reuniones y en la toma de decisiones, y muchas veces no se les remunera por su participación en actividades económicas.

Sin embargo, el manejo comunitario del paiche ha contribuido a un cambio de paradigma, al brindar remuneración a las mujeres y oportunidades de capacitación y participación en la toma de decisiones. Para muchas mujeres, el manejo del paiche ha sido la única fuente de ingresos de la pesca, aunque a menudo participan en otros tipos de pesca comercial.

En el Juruá medio, la probabilidad promedio de que las mujeres sean remuneradas por su participación en la pesca es del 77% en las comunidades donde se maneja el paiche, mientras que este número desciende al 8% en las comunidades donde no existe (Freitas et al. 2020). Por eso, creamos el programa de empoderamiento de las pescadoras que tiene como objetivo potenciar el manejo del paiche fuera de las áreas protegidas y aumentar la participación de las mujeres en la distribución del ingreso y en los procesos de toma de decisiones.